The End of the F***ing World

Basada en una novela gráfica homónima (aunque ésta carece en su título de asteriscos que censuren el taco) obra de Charles Forman, esta mezcla de comedia negra y drama nos cuenta el cruce de caminos entre dos adolescentes que no deben ser tomados como modelo a seguir por ningún espectador. En primer lugar tenemos a James, encarnado por Alex Lawther, al que ya vimos interpretar a un chico extremadamente transtornado en el episodio de Black Mirror titulado Cállate y Baila (a mi parecer el mejor episodio hasta la fecha). James es un psicópata que mata animales por diversión, es huérfano por parte de madre, no soporta a su padre y de pequeño decidió meter la mano en una freidora para ver si era capaz de sentir algo.

Por otra parte tenemos a Alyssa, interpretada por Jessica Barden, famosa entre los fans de Penny Dreadful por dar vida a Justine. Esta chica fue abandonada por su padre, que un día no pudo aguantar a su madre y se fue de casa. Ahora su madre tiene dos hijos con un nuevo marido, ambos odiados por Alyssa, además trata mal a todo aquel con el que se cruza, transmitiendo sin pelos en la lengua todos los pensamientos desagradables que se le pasan por la cabeza.

TEOTFW2

La relación entre estos dos perturbados comienza cuando James decide que quiere matar por primera vez a un ser humano para saber lo que se siente, momento en el que Alyssa decide escaparse de casa para buscar a su padre eligiendo a James como compañero por parecerle mono, diferente y menos estúpido que el resto de mortales.

Debo aclarar que a pesar de la crudeza de esta miniserie de ocho episodios y por lo que pueda parecer por su premisa, no es para nada una alegoría al asesinato, la violencia de género o el maltrato animal, más bien se nos intenta hacer entender lo que pasa por la mente de los excéntricos personajes, qué les empuja a ser así y cómo se va creando una peculiar y tóxica relación entre ellos. Me parece además muy valiente la iniciativa de adaptar a serie un cómic que no sea de superhéroes ni fantasía, me encantaría que esto se convierta en tendencia y comencemos a poder disfrutar de más series y películas basadas en novelas gráficas más desconocidas pero de calidad como la que nos ocupa.

¿Habrá segunda temporada? aún no lo sabemos, pero yo desde luego me he quedado con ganas de más y espero que estos dos pirados condenados a entenderse vuelvan pronto con más aventuras pasadas de rosca.