Godless, una vuelta de tuerca al western

Se podría decir que Godless es la típica serie western, con los típicos personajes y con la típica historia. Pero esta vez, podemos decir que Netflix le ha dado un giro de tuerca y nos encontramos ante una producción distinta. Con 7 capítulos, esta miniserie cuenta con un reparto nada envidiable a cualquier largometraje y con detalles que la hacen ser un Western trasgresor con mensajes de empoderamiento femenino.

La historia  transcurre en 1884 en La Belle, un pueblo habitado únicamente por mujeres tras un accidente ocurrido en la mina que acaba con sus maridos e hijos. Entre las protagonistas, descubrimos desde el primer momento algunos perfiles carismáticos  y con un papel muy lejano al que estamos acostumbrados a ver en este tipo de géneros.

1

Alice Fletcher, una mujer independiente que vive con su hijo y con su suegra, ambos de raza india. En ella podemos ver un personaje con una historia anterior profunda y que transmite cierto misterio y pesadumbre tras un pasado incierto. Interpretada por la actriz Michelle Dockery, famosa por su personaje Lady Mary Crawley en la conocida serie Downton Abbey.

Otro personaje destacable en la trama es Mary Agnes, interpretada por Merritt Wever, un papel diferente y potente donde vemos una mujer que tras la muerte de su marido vive una libertad sexual y disfruta de su libertad frente a los prejuicios de la época. Algo a mi parecer, bastante llamativo en un entorno como éste y que Merritt, borda.

Pero no solo de personajes “buenos” disfrutamos en la serie. Nos encontramos a un Jeff Daniels espléndido en su papel de Frank Griffin, un temido forajido en todo el lejano Oeste que nos hace disfrutar de su personaje con giros de una aparente bondad que mezcla entre su tiranía e ingenio.

2

Por supuesto, no podemos dejar de destacar a Roy Goode, el renegado de la banda del temido Griffin, sobre el que se centra principalmente la trama que va desarrollándose cada vez más interesante, hasta finalmente un capítulo final bien resuelto y que no te deja indiferente.

Nos gusta su fotografía, su reparto, su música…Sí, somos fans de esta miniserie. Si no la has visto todavía, no sabemos a qué esperas.